El análisis del rival: Deportivo Retamar

Fernando Imedio, técnico del Caserío-Prado Marianistas, analiza al rival al que se va a enfrentar nuestro conjunto masculino este sábado.

Un equipo de bajo presupuesto, formado con jugadores de su cantera, con dificultades para poder entrenar con todos sus jugadores, ya que muchos de ellos estudian y trabajan fuera de su localidad, esto les impide  tener la continuidad necesaria y los aspectos físicos les suelen pasar factura, los jugadores que destacan, se les marcha a los clubes con mas presupuesto.

Todos los años están en esta misma línea y todos los años se rehacen y sorprenden con buenos partidos y resultados, esta misma temporada empiezan perdiendo de 8 con Villafranca, de 7 con el Puertollano pero llega el BM Ciudad Real  y aunque les ganase de 8 tuvieron que sudar bien la camiseta, el Villarrobledo de 3 y la jornada ultima en casa del equipo mas reforzado de la categoría Cátedra 70  solo pierden de 5 goles.

Este año el Manzanares les ficha a su goleador de las dos últimas temporadas y en su dos primeros encuentros solo consiguen 22 goles en Villafranca y 23 goles contra Puertollano, pero en los tres últimos partidos consiguen hacer 27 goles por encuentro al Villarrobledo, Ciudad Real y Cátedra 70, respectivamente.

Con las dificultades mencionadas en el primer párrafo y los buenos resultados en los tres últimos encuentros del segundo, podríamos pensar que es algo fortuito, pero nada mas lejos de la realidad, es una escuela de balonmano que  trabajan desde niños y su cantera, sus equipos de base y sus monitores, comparten las misma filosofía de juego.

Sin grandes jugadores pero sabiendo todos a lo que juegan y nunca dando un balón por perdido, hacen de este equipo y su cancha una pista muy complicada, los equipos visitantes se sienten superiores, pero cuando miran el electrónico ellos siempre están cerca.

Este sábado jugaremos contra un equipo que anatómicamente es muy similar al nuestro, no tiene jugadores muy corpulentos, un juego  correoso y luchador, que nos obligara a la máxima concentración si no queremos tener sorpresas.

Nuestro equipo en el apartado enfermería, podríamos decir que nos encontramos bien, salvo alguna molestia leve en la mano de Antonio y en los dedos de Javier Ruiz, pero sin gravedad. En el técnico-táctico seguimos progresando al igual que en el físico. Y en el anímico no podemos tener ni más ganas ni más ilusión por jugar.

Anuncios