El Cátedra 70 cae en el Felipe

Se consiguió. En un Príncpe Felipe lleno a reventar se consiguió una victoria memorable (30-29): Ahora los de Fernando Imedio se colocan a dos puntos del líder cuando todavía queda mucha liga. El resultado es el mismo del partido de ida disputado en Malagón, por lo que en caso de empate a puntos al final, se contará la diferencia de goles global que, por el momento, es favorable al Caserío.

Tras la igualdad inicial, pronto se abrieron brechas en el marcador a favor del Caserío merced a una, una vez más, extraordinaria defensa que cortocircuitaba el ataque verde. Con un par de recuperaciones de balón se pudieron montar dos rápidos contraataques y conseguir la primera gran renta de cinco goles que obligaba a Gabriel Miguel, técnico del Cátedra, a solicitar tiempo muerto (8-3 Min.12). La exclusión de Pepe Casas tras el tiempo muerto fue aprovechada por el rival para ajustar las cosas (8-7 Min.20) pero los de Fernando Imedio estaban muy sólidos y seguros y se llegó al descanso con un buen sabor de boca y una renta de tres goles (14-11).

Tras el descanso, llegaron los mejores minutos del Caserío Prado Marianistas. Con una defensa muy abierta, con mucho contacto y saliendo más allá de la línea de nueve metros, el Cátedra 70 se vio totalmente desbordado. Y mientras tanto en ataque también salían las cosas, con orden, paciencia, y un Pepe Casas haciendo valer su condición de máxima referencia ofensiva del equipo (acabó el choque con 10 goles). El resultado de todo ello un parcial que parecía romper definitivamente el choque (21-15 Min. 39). Nada más lejos de la realidad. El rival era el líder, era el Cátedra 70, un rival muy potente y con jugadores muy experimentados que saben desenvolverse en todo tipo de situaciones. El hecho de verse seis abajo no propició que bajaran los brazos, ni mucho menos, y todavía fueron capaces de alcanzar el final con muchas opciones.

La experiencia de Alex Paredes y la tremenda calidad en el lanzamiento de jguadores como Fernando Donado o Álvaro Izquierdo fueron las bases en las que el Cátedra 70 fue apoyando su reacción. Las diferencias se redujeron a la mínima expresión y la afición tuvo que presenciar un final de partido de infarto. En los últimos minutos, Javi Ruiz soltó el brazo para lograr goles importantísimos para los amarillos y el Cátedra respondía rápidamente una y otra vez para volver a colocar las diferencias en tan solo un tanto (27-26 Min.55). Y así, con mucha incertidumbre, se alcanzó el último minuto lleno de polémica. Los colegiados anularon un gol a Pedro Benítez por pisar el área y en la jugada que podía darle el empate a los malagoneros, el técnico Gabriel Miguel dejaba la cartulina para solicitar tiempo muerto justo antes de que los árbitros señalaran un siete metros favorable a su equipo. Con el tiempo muerto la sanción de siete metros posterior se anularía y habría que reanudar el juego después e iniciar un nuevo ataque.

La tensión se apoderó de todos, jugadores, cuerpo técnico y aficionados mientras entre los colegiados y la mesa  trataban de poner solución a la polémica acción. Finalmente se tuvo por solicitado el tiempo muerto pese a   las protestas del banquillo rival, que defendían haber dejado la cartulina mediante la que se solicita el tiempo muerto después de señalarse la infracción. La polémica se llevó la descalificación por sus protestas de Gabriel Miguel, técnico del Cátedra y de nuestro jugador Manu Rodríguez. Tras el polémico tiempo muerto quedaban poco más de diez segundos y el Cátedra no fue capaz de batir a Javi García y lograr el gol que habría supuesto el empate.

Un triunfo para Enrique Calero

Quique Calero había sido la imagen de este partido y el de ayer fue un choque muy emotivo para el jugador. Su abuelo Enrique había fallecido y pese a ello pidió jugar para poder dedicarle el triunfo a su familiar. Todo el equipo estaba con él y lucieron brazaletes negros. A buen seguro que, desde ahí arriba, Enrique, un apasionado de nuestro deporte, vibró con el triunfo de su nieto y de sus compañeros. El triunfo va por él.

CASERÍO PRADO MARIANISTAS 30: Javi García, Arturo Morales, Sergio Cidoncha, Antonio Álvaro (1), Raúl Fernandez (2), Javi Ruiz (4), Manu Rodríguez (1), Pedro Benítez (1), José Fco. Paramio (2), Enrique Calero, Pepe Casas (10), Eloy Sánchez (5), Alberto Ruiz (2) y Juanfer Pastor (2)

CÁTEDRA 70 29: Mario Toribio, Rubén Andarias, Marian Burcea (1), Fernando Donado (8), Alejandro Rebole (5), Angel Ripoll, Alberto toboso (2), Isidro de la Santa, Carlos Gutiérrez, Álvaro Izquierdo (7), Miguel Martin (3), Oscar Pinilla (3) y Paco Martín.

ÁRBITROS: Manuel González y Paloma Gasch. Excluyeron a Sergio Cidoncha, Pepe Casas (por dos veces) y Alberto Ruiz (por dos veces) por el Caserío y a Alberto Toboso, Oscar Pinilla y Miguel Martin (en tres ocasiones. Vieron la tarjeta roja directa Manu Rodríguez por el Caserío y el entrenador del Cátedra Gabriel Miguel.

PARCIALES: 2-2, 5-3, 8-5, 8-7, 11-8, 14-11 (descanso), 16-12, 20-15, 22-19,25-23, 27-26, 30-29 (final)

INCIDENCIAS: Partido disputado en el Príncipe Felipe de Ciudad Real con mil espectadores en las gradas. Nutrida representación de la afición malagonera estuvo en la grada.

Anuncios