El sábado, todos al Felipe

El Caserío-Prado Marianistas retoma este sábado la competición tras el parón por carnaval y su jornada de descanso para medirse a un, sobre el papel, débil Retamar de Pedro Muñoz (19:30h Pabellón Príncipe Felipe). El objetivo no es otro que sumar los dos puntos y esperar lo que ocurra en Malagón. Allí, el Cátedra 70 recibe al BM Manzanares y por ese resultado pasan las aspiraciones del Caserío para salir campeón: si gana Manzanares, nuestro equipo volverá a depender de sí mismo para salir campeón.

El rival viene de sufrir un serio correctivo ante el Cátedra 70, que la pasada jornada le endosó en su propia casa una goleada escandalosa por 19 tantos. “Quizá que el parón les afectó más que al resto de equipos que son más profesionales. Está ahí abajo en la tabla y es un equipo que en principio nos tendría que aguantar los primeros diez primeros minutos, veinte si acaso para luego romper el partido”, apunta nuestro técnico Fernando Imedio.

El objetivo, además de los puntos, será el de lograr la mayor diferencia posible aunque “ese siempre es el segundo objetivo, porque el primero siempre es ganar”. A pesar de ser un segundo objetivo, es muy importante “para que en el caso de un hipotético empate con un rival en la clasificación lo tengamos a nuestro favor”, señala Imedio.

El equipo, tras veinte días sin competir, se encuentra bien físicamente, un aspecto en el que “no nos podemos quejar”. La falta de competición ha permitido que “las pequeñas lesiones se recuperen y todos estén bien”. Con todos disponibles, solo hay que señalar la ausencia de Javi Ruiz, que está sancionado con un partido tras la cartulina roja que vio en Madridejos y de algún jugador más que se una a última hora por asuntos propios. En cualquier caso, la ausencia de Javi Ruiz y cualquiera de última hora “será suplida con los juveniles, que ya demostraron un gran nivel en Madridejos y contaremos con ellos este sábado”, explica Imedio.

Pendientes del Cecilio Alonso

Como decimos, las opciones de nuestro equipo pasan por lo que ocurra también este sábado en Malagón, donde Cátedra 70 y Manzanares juegan un partido a cara de perro. Fernando Imedio lo tiene claro, “tanto ellos como nosotros no podemos pinchar, el que piche se descuelga. Al Cátedra le quedan dos partidos fuertes, Manzanares y Villafranca y a Manzanares le queda Cátedra y nosotros consecutivo. Quedan dos jornadas muy intensas y el equipo que pierda se descolgará”.

Anuncios