Despedida de la temporada en casa

Tras una temporada de emociones fuertes y mucho sentimiento, llega el momento de decir adiós, o mejor dicho, hasta la próxima temporada. El Caserío Prado Marianistas masculino afrontará este sábado ante su público su último partido liguero como local (19:30h. Príncipe Felipe).

Ya sin el título en juego, pero con la oportunidad de que todos, equipo y afición, celebren y despidan como merece una temporada vibrante y emocionante hasta el final. El objetivo es sumar una nueva victoria y cerrar el curso invictos en casa.

A pesar de no haber opciones ya de conseguir el título, el equipo afronta este último partido en casa con mucha ilusión ya que ha sido “un año muy bonito y, aunque nos hubiera gustado llegar más lejos en la liga, creo que todos estamos muy contentos con la temporada, sobretodo en lo que se refiere al apoyo recibido por la que sentimos como nuestra afición y también en lo referente a nuestro trabajo. A todos nos habría encantado poder corresponder a la gente ganando la liga, pero creo que hemos hecho todo lo posible y, quizá con un poco de suerte las cosas hubieran salido de otra manera”, declara el capitán Manu Rodríguez, quien afirma que la tristeza se produce “por lo corta que se nos ha hecho la temporada, porque nos gustaría poder seguir disfrutando de la gente y tratando de corresponder a ese apoyo”.

Para Manu, “toda la familia que se ha creado este año querrá despedirlo estando juntos y celebrando que el balonmano en nuestra ciudad sigue más vivo y con más ilusión que nunca. Esperamos a toda la familia”.

Salvo sorpresa, no habrá bajas para recibir al BM Villafranca. El equipo de Fernando Imedio está entrenado durante toda esta semana con las mismas ganas e ilusión mostrada en meses anteriores y frente a él este sábado estará uno de los conjuntos destacados de la categoría. Y es que, el BM Villafranca es el equipo que está situado justo después del Caserío en la tabla clasificatoria, en cuarta posición (con tres puntos menos y un partido más disputado). A la hora de analizar el rival y destacar sus virtudes, Manu Rodríguez afirma que “hace un par de años que dejaron de ser una sorpresa para pasar a formar parte de los fijos en las primeras posiciones de la tabla. Vienen trabajando con mucha constancia y realizando un muy buen trabajo desde abajo. Como equipo destacaría lo correoso de su juego, mantienen un ritmo constante durante todo el partido y juegan de la misma manera ganando de cinco goles o perdiendo de tres. Son fuertes en defensa y tienen en su lateral izquierdo a su mejor jugador, siendo el más determinante en acciones ofensivas. Cuentan con una plantilla joven pero con unos cuantos jugadores con experiencia que aportan mucho en las situaciones determinantes de los partidos”.

Anuncios