Ana Teresa: “El Príncipe Felipe va a ser un infierno”

El Caserío-Virgen del Prado retomó el lunes los entrenamientos tras caer en Santander el domingo ante el Sagardía (28-24) en el partido de ida de la eliminatoria final por el ascenso a Plata. Las de Fernando García volvieron a tomar el contacto con la pista en una primera sesión suave con estiramentos y un poco de piscina. Ya ayer martes tuvieron el primer contacto con la pista del partido definitivo, el Príncipe Felipe, y los entrenamientos continuarán a lo largo de toda la semana con un objetivo claro, llegar en las mejores condiciones para lograr la remontada (sáb. 20h.).

Ana Teresa Giménez fue una de las jugadoras destacadas el pasado domingo. Sus paradas en momentos clave del choque evitaron que la renta del rival fuera más grande. La portera afirma que “estamos muy optimistas y con mucha cofianza en que podemos darle la vuelta a la eliminatoria”. Ana ve en el Sagardía un equipo “con mucha experiencia” en el que todas las jugadoras tienen mucha compenetración, “sobre todo en la primera línea”. Sobre los puntos fuertes del rival, Ana apunta al “buen lanzamiento exterior con una central fintadora y su portera, que demostró tener una calidad muy buena sin demostrar puntos débiles”.

En Santander, el Caserío jugó unos malos primeros minutos que le pasaron factura durante todo el encuentro. El parcial de 6-0 de salida fue una “losa” que el equipo arrastró “durante todo el partido”,

Actuación arbitral del pasado domingo

Sobre la actuación arbitral del partido del pasado domingo en Santander, Ana explica que “los árbitros no estuvieron acertados, desde el momento en el que nos acercábamos en el marcador”, pero tiene claro que también hubo fallos propios, como “muchas pérdidas de balón sin motivo alguno”. En cualquier caso, el equipo tiene ganas de “demostrar que somos capaces de darle la vuelta a la eliminatoria con un arbitraje justo”.

La afición será clave en la remontada

Todo apunta a un ambiente de lujo y de gran presión hacia el rival en el Príncipe Felipe. Si el público responde tal y como hizo en la fase de ascenso en el Puerta de Santa María, el lleno está asegurado. Los socios tendrán entrada gratuita, al igual que los menores de 8 años, mientras que la entrada general estará a la venta antes del partido en la taquilla del pabellón al precio de 3 €.

“La gente que vino a Santander dejó claro que en Ciudad Real el pabellón va a ser amarillo”, apunta nuestra portera. “El pabellón va a ser un horno, un infierno, eso es lo que queremos que sea el Felipe con nuestra gran afición”, concluye.

Anuncios