El Caserío ya tiene su desfibrilador

La Asociación contra la muerte súbita “Mario Gallego” ha donado al Caserío un desfibrilador que convertirá el pabellón Príncipe Felipe en un espacio cardio-protegido. Al acto han acudido los padres del pequeño Mario, Javier y Lucia, junto al que era su entrenador, Alberto, y representantes del club y Ayuntamiento, Antonio Caba y Amparo Messía (Concejala de bienestar social). El acto ha servido también para que la Asociación y el club firmen el convenio de colaboración para las próximas temporadas.

Padres de Mario, Antonio Caba (Caserío) y Amparo Messía (Concejala Bienestar Social)

Mario Gallego Pascual (9 años) sufrió en octubre de 2010 una parada cardio-respiratoria durante el entrenamiento previo a un partido con su equipo de fútbol en Azuqueca de Henares (Guadalajara). La asistencia sanitaria treinta minutos después logró reanimarle pero el tiempo transcurrido había sido muy grande y las secuelas terminaron por costarle la vida tras cuatro meses de lucha en el Hospital. Solo 3 días antes un futbolista de élite había vivido un episodio parecido del que pudo recuperarse por la rápida asistencia y por la presencia en el campo de un desfibrilador. Los padres de Mario han explicado ante los medios de comunicación cuál es el objetivo de su asociación. Este no es otro que concienciar a los ciudadanos y a las instituciones sobre la importancia de que en todos aquellos lugares donde hay mucha afluencia de público y en las instalaciones deportivas exista personal formado en primeros auxilios y un desfibrilador que, de haber existido en el momento en el que su hijo sufrió una parada cardio-respiratoria en un pabellón de Azuqueca de Henares, probablemente le hubiera salvado la vida. El coste del desfibrilador y de los cursos es prácticamente insignificante si tenemos en cuenta las vidas que se pueden salvar.

El Ayuntamiento se compromete a instalar más desfibriladores
La concejala de Bienestar Social, Amparo Messía, ha asistido en representación de de la corporación municipal por la imposibilidad de asistencia del responsable de Deportes, César Manrique. En su nombre, Amparo ha señalado que este desfibrilador que la Asociación Mario Gallego ha donado al Caserío va a ser instalado en el Pabellón Príncipe Felipe, pero que además a este se unirán los que el Ayuntamiento va a instalar en los pabellones Rey Juan Carlos y Puerta de Santa María, así como en la Ciudad Deportiva Sur. La concejala ha querido resaltar la labor de los padres de Mario con su asociación y les ha animado a continuar con su trabajo a la vez que se ha mostrado agradecida, ya que gracias a ellos el Ayuntamiento ha tomado conciencia en esta materia.

Todos contamos, sigue a la Asociación en Facebook
La asociación dispone de perfil en Facebook así como de página web. Todos podemos ayudar con su difusión para así llegar a un número mayor de ciudadanos. Muchos de nosotros practicamos deporte en instalaciones públicas, muchos tenemos hijos en colegios o pasamos una tarde en un gran centro comercial. En todos estos sitios, la presencia de un desfibrilador y personal que haya seguido cursos de primeros auxilios puede ser vital en situaciones de emergencia como la que pasó el pequeño Mario. Toda colaboración cuenta.

 

Anuncios