Invictos en los amistosos del fin de semana

Todos los equipos del Caserío han jugado este pasado fin de semana y han ofrecido una gran imagen. Los conjuntos masculinos disputaron partidos en Toledo mientras que los femeninos lo hicieron en Villafranca. 

Mucha atención había en Villafranca, donde nuestros conjuntos femeninos disputaban sus primeros amistosos. También lo hacía el recién incorporado a la familia del Caserío a través de un acuerdo de filialidad, el juvenil femenino Caserío-Pozuelo. Nuestras leonas han goleado al Villafranca (21-36)  en un choque en el que destacó Guadalupe tanto en ataque como en defensa en los primeros compases. Con el paso de los minutos, se ajustó la defensa, Ana Teresa comenzó a lograr grandes intervenciones y llegaron los contraataques para abrir brecha en el electrónico con Agus protagonista con varios robos de balón. El equipo se fue al descanso con once goles de ventajas y tras la reanudación, unos minutos de mal juego de las leonas permitió al Villafranca recortar diferencias, pero fue un espejismo. Las de Mitxel se pusieron de nuevo las pilas para cerrar el choque con goleada (21-37). Grandes sensaciones, ilusión, muy buena actitud y las juveniles tuvieron muchos y buenos minutos.

Unas juveniles del Caserío-Pozuelo que habían jugado antes que las senior también en Villafranca. Las chicas comenzaron muy frías y con muchas pérdidas de balón y un 5-0 en contra. Pese al mal inicio, las juveniles no se descompusieron y lograron reamarse para llegar al descanso muy metidas en el partido (13-11). Tras el paso por vestuarios, el equipo mostró otra cara, mejor en defensa y con Cristina López como jugadora más destacada con ocho tantos. Al final tablas en el marcador (26-26) y buen sabor de boca ante una de las grandes favoritas al título de liga juvenil.

Nuestros chicos tampoco perdonan

Los conjuntos masculinos del Caserío se encontraban este fin de semana en Toledo. Allí, los senior del Caserío-Prado Marianistas lograban una gran victoria ante el Toledo Imperial (17-28) con la defensa como mejor argumento. Por su parte, los juveniles disputaban un triangular con partidos de dos periodos de veinte minutos ante el Salesianos de Estrecho de Madrid y el Toledo Imperial, logrando victorias por siete y tres tantos respectivamente.

Anuncios