Celebrada la Asamblea Ordinaria

Ayer viernes se celebró en los Salones de Unicaja la Asamblea Ordinaria de socios. La creación del Club Balonmano Caserío, bajo la forma jurídica de Club Deportivo Básico se convirtió en uno de los asuntos más importantes tratados.

Tras la protocolaria lectura y aprobación de las actas de la Asamblea anterior, ordinaria y extraordinaria, el vicepresidente Alfonso Villar tomó la palabra para explicar las exigencias federativas con las que se ha encontrado el Caserío esta temporada. Una temporada  en la que, por primera vez, la entidad tendrá ya un equipo propio, el femenino, manteniendo con los masculinos el mismo sistema del pasado curso y convenio de colaboración. Para poder tener como propio al conjunto femenino e inscribirse federativamente como un club más, la forma jurídica de Asociación Deportivo Cultural no era válida, por lo que era necesario constituirse como Club Deportivo Básico, algo también importante para poder recibir las distintas subvenciones y ayudas de las instituciones públicas.

Por ello, durante los primeros días de septiembre y con mucha premura, la directiva constituyo el Club Balonmano Caserío Ciudad Real, club que ya ha sido inscrito en la Federación de Balonmano de Castilla La Mancha y que cuenta, por lo tanto, con un equipo senior femenino, nuestras leonas, y un equipo juvenil femenino, el Caserío Pozuelo de Calatrava.

Debido a todo ello, se planteó a la Asamblea la modificación de los Estatutos de la ADC para incorporar una disposición adicional mediante la cual, el socio de la ADC automáticamente pase a serlo con todos sus derechos y obligaciones del Club. La Asamblea dio el visto bueno a todas las operaciones realizadas por la Directiva y aprobó por unanimidad la modificación.

Los convenios con los equipos masculinos, senior y masculino, también fueron expuestos a todos los presentes. A grandes rasgos se trata de un convenio de colaboración con Prado Marianistas en la misma línea de la pasada temporada, aunque ahora con la incorporación de un equipo más como es el Juvenil.

Al llegar el turno de ruegos y preguntas, se planteó la cuestión del cobro de entrada en los partidos. La Junta Directiva argumentó su decisión en la necesidad de valorar lo que tenemos y premiar al socio que cada temporada hace un desembolso importante, aunque dejó claro que no se trataba de una decisión unilateral. Antonio Caba, presidente, recalcó que este club es de todos y cada socio tiene en su mano la propuesta de votación en Asamblea de una decisión de este tipo.

Anuncios