Gran victoria juvenil ante Villafranca

Los chicos de Víctor Gómez de Haro, juveniles del Caserío-Prado Marianistas, se han llevado este sábado una importantísima victoria ante uno de los favoritos como es Villafranca (31-24). La afición prácticamente llenó el pabellón del Colegio Marianistas y vibró con su equipo.

Buen partido en todas las líneas, destacó la defensa en muchos momentos y, sobre todo, la portería de la mano de un extraordinario Imanol Rodrigo. La igualdad fue la protagonista en los primeros compases pero una tarjeta roja mostrada a uno de los mejores jugadores del rival, tras un lanzamiento al rostro de Imanol, terminó por desconectar al Villafranca y permitir a los amarillos marcharse a vestuarios llevando las riendas. Tras el descanso, Villafranca se mostró muy desacertado e impreciso en cada ataque y el Caserío aprovechó para elevar la renta a cuatro tantos que se mantuvieron ya constantes durante toda la segunda mitad. Los lanzamientos de Jaime Torres, el más acertado, y los goles finales de Adán terminaron por ampliar todavía más las diferencias hasta el final (31-23).

Víctor Gómez: “Podía haber sido aún más abultado”
Víctor ha señalado tras el partido que estaba “contento por el resultado, pero siempre se pueden mejorar cosas. Se ha jugado menos a rachas que en otros partidos, hemos corrido cuando hemos tenido que correr, para cuando hemos tenido que parar, muy bien las inferioridades y luego ha habido algunos momentos de atasco, el 6-0 siempre y este era un equipo grande. Determinante la expulsión, que se ha expulsado él solo, la primera ha ido a la cara de Imanol se ha apartado, la segunda se ha quedado quieto y es roja. Ahí se les ha ido el partido, no sólo porque se les ha ido el zurdo, sino porque se han ido ya del partido. En cuanto al resultado, ellos pensarán que es demasiado abultado, y yo pienso que podía haber sido aún más abultado”.

Jaime Torres: “Hemos jugado bastante bien”
“Han salido muy bien las cosas, hemos jugado un buen partido, aunque podíamos haber estado un poco mejor en defensa pero hemos jugado bastante bien”. Sobre la expulsión del jugador rival, Jaime ha señalado que “sí que era roja, porque Imanol estaba quieto. Ha influido bastante en el transcurso del partido”. El jugador huye, pese a la victoria de favoritismos y admite que todavía queda un largo camino. “Hay que tener mucho cuidado con Alarcos, Toledo sobre todo allí y también Villafranca en su casa será peligroso”, ha concluido.

CASERÍO PRADO MARIANISTAS 31 (15+16): Imanol Rodrigo, Carlos Barroso, Alejandro Abad (7), Eduardo Adan (6), Iván Rodríguez (1), Eduardo Olmedo, Javier Escobedo, Juán González (2), Jesús Franco (2), David Navarro, Jaime Torres (10), Marcelino Velarde (3), Jesús Barroso, Luis Cantero.

VILLAFRANCA 24 (13+11): Iulian Pop, Javier Romo (1), Fco. Javier Fernández (3), Miguel A. Perales (4), Javier Escudero (4), Pablo Díaz-Flores (2), David Moreno (4), Jhon Stiven, Eduardo Díaz-Pavón, Ángel Fernández, Antonio García-Peñuela, Miguel A. Rodríguez (6), Sergio Beteta, Jorge Díaz.

ÁRBITROS: Mateo Sanz y Godofredo Díaz. Excluyeron a Iván Rodríguez, Juan González, Jesús Franco, Marcelino Velarde y Luis Cantero por el Caserío y a Javier Escudero (por dos veces) y Pablo Díaz-Flores por el Villafranca. Roja directa a Fco. Javier Fernández de Villafranca y Jesús Barroso del Caserío.

PARCIALES: 2-2, 4-5, 6-6, 10-9, 13-11, 15-13 (descanso), 17-14, 19-14, 22-17, 24-20, 27-22, 31-24 (final).

INCIDENCIAS: Partido disputado en el Pabellón del Colegio Marianistas, recién estrenado. Más de 200 espectadores en las gradas.

Anuncios