Arturo Morales: “Es evidente que no es un partido más”

Se acerca el derbi. Los hombres de Fernando Imedio jugarán el próximo domingo (12:15h.) en el Pabellón Puerta de Santa María como visitantes el gran derbi de la capital ante el Alarcos. Los de Imedio llegarán invictos con dos puntos más que su adversario y la necesidad de seguir sumando para mantenerse en lo más alto.

Para el portero Arturo Morales, el partido del domingo no es un partido cualquiera. “La motivación es algo distinta. Somos los dos máximos exponentes del balonmano en la capital, es claro por lo tanto que este partido es diferente a los demás”. Partido especial al que los de Imedio llegan tras mostrar un gran juego ante el Manzanares. Pese a ello, Arturo explica que “mantenemos la calma”, ya que “no todos los partidos son iguales, aunque esperemos que el nivel mostrado se mantenga con el paso de la competición en el resto de los partidos”.Lo que si tiene claro Morales es que, se gane o se pierda, no será algo determinante porque “no se lleva jugado ni un cuarto de liga y siempre hay sorpresas”.

El equipo amarillo si por algo se está caracterizando en los primeros partidos es por la fortaleza defensiva, algo que Arturo bajo palos está sabiendo aprovechar para cerrar los encuentros con buenos números de efectividad. “Con el 6:0 defensivo me encuentro mejor, ya que la mayoría de los lanzamientos son desde los 9 metros, que es donde tengo más posibilidades de parar. Además el trabajo en zona central de Enrique, Javi y Emilio facilita mucho el error en los lanzamientos rivales por su gran envergadura y movilidad”, apunta.

Sobre el rival, nuestro jugador considera que “Jesús, Fernando, Román y Toni llevan el peso atacante del equipo, cada uno aportando su especialidad, es decir movilidad, lanzamiento, envergadura, velocidad”, y que todos ellos están “conjuntados además con jugadores jóvenes y otros recién salidos de juveniles”. En definitiva, un rival “muy completo en todos los aspectos”.

Espectáculo en la pista y en la grada

El choque promete espectáculo tanto en la pista como en la grada, con una afición amarilla a la que esta vez no impide su presencia la condición de visitante. Los aficionados se están organizando para concentrar la marea amarilla desde las 11h. en la Churrería “La Hormiga”. Arturo Morales apela a la rivalidad sana y respetuosa con el rival. “Ante todo, respeto, como se ha comentado antes, es un derbi, pero no deja de ser un partido entre jugadores amateurs, en una 2ª División Nacional… Por supuesto, cada equipo debe defender sus intereses, y cada afición a su equipo, pero siempre desde el apoyo y el respeto al rival. Muchos de nosotros somos amigos fuera de la pista, e incluso hemos compartido equipo anteriormente… Esperemos que se vea un partido bonito tanto dentro como fuera del campo”, finaliza al respecto.

Anuncios