Imedio: “Una victoria significaría subir peldaños”

Sólo resta un día para el trascendental partido que este sábado juega el Caserío-Prado Marianistas en Malagón ante el Cátedra 70. Los de Imedio llegan igualados a puntos con el rival y junto a Alarcos lideran la tabla con diez puntos. Los tres equipos han pinchando ya en casa de uno de los candidatos al título, por lo que el que sea capaz de ganar en el territorio de alguno de los candidatos al título habrá ganado mucho de cara al campeonato. Este sábado el Caserío tiene la oportunidad de hacerlo (18h. Pabellón Cecilio Alonso).

Para Fernando Imedio, el Cátedra 70 “mantiene la plantilla que en la temporada pasada sólo cedió un empate en casa del extinguido BM Ciudad Real y una derrota en nuestro campo. Es una plantilla con muchísima experiencia y mucha calidad y  su bloque central tanto en defensa como en ataque lleva muchos años jugando juntos en diferentes categorías y equipos. Se conocen a la perfección”. De entre todo el equipo destaca junto a ello “el buen hacer de su portería y los enteros que suman otros componentes del equipo como son Fernando y Óscar (lesionado para este encuentro)”, lo que en definitiva hace del rival de este sábado un equipo “complicado de defender y de atacar”.

El Cátedra 70 viene de perder por la mínima ante el Alarcos. Aquel día, como señala Fernando “perdiendo de seis y sin modificar su ritmo de juego fueron capaces de remontar al BM Alarcos y aunque perdieron de uno, lo tuvieron en sus manos y algo de mala suerte les privo de la victoria”. El técnico tiene claro que el rival estará “herido y con ganas de sacarse la espinita”.

El espectáculo también estará en las gradas. A buen seguro el público malagonero abarrotará la instalación en uno de los mejores partidos de la temporada. Pero Fernando confía en su afición amarilla. “Confiamos que un buen número de nuestros incondicionales den un toque amarillo al graderío”, afirma al respecto.

El equipo tendrá este viernes su última sesión de entrenamiento y el técnico tendrá a todos a su disposición, con la duda sobre Emilio Mozos, cuyo concurso en el choque será una incógnita hasta última hora. Para finalizar, lo que Fernando tiene claro es que “una victoria sería subir unos peldaños en la lucha por el título de ganar, pero la presión está de su lado como equipo local”.

Anuncios