El Caserío se lleva dos puntos de oro de Malagón

Los de Fernando Imedio se han llevado la victoria de una de las pistas más complicadas de la liga, el Cecilio Alonso de Malagón (20-21). Los amarillos han logrado dos puntos de oro ante el Cátedra 70 que le permitirán seguir en lo más alto de la tabla y distanciar al rival malagonero dos puntos en la tabla. La gran defensa de la segunda mitad y las intervenciones de Arturo Morales, claves en el triunfo.

No pudo comenzar mejor el partido en Malagón para los de Fernando Imedio. En el primer suspiro el Caserío Prado Marianistas adquirió tres goles de renta (2-5) con la velocidad como mejor arma. Pero fue un espejismo. El Cátedra 70 reaccionó a lo grande y de la mano de un tremendo parcial de 7-1 ponía tierra de por medio. El Caserío evidenciaba en esos momentos grandes problemas para superar la defensa rival y cada ataque costaba un mundo hacer gol, recordando por momentos el mal partido ante el Alarcos. Pero las diferencias no subieron de los tres tantos y un extraordinario lanzamiento sobre la bocina del joven José Jiménez dejaba las espadas en todo lo alto al marchar a vestuarios (14-12).

Tras volver de vestuarios, el Caserío superó un momento crítico. El Cátedra 70 tuvo en sus manos un lanzamiento de penalti que habría elevado la renta a cuatro tantos. Pero ahí estaba Arturo Morales. El portero detuvo el penalti, dio el primer aviso de lo que se convirtió en un auténtico recital bajo palos a lo largo de toda la segunda mitad y de los cuatro de desventaja que se podían haber visto en el electrónico se pasó a la igualada (16-16 Min. 40). A partir de ahí, partido de infanto y ningún equipo capaz de abrir brecha en el electrónico.

Y eso que el Caserío tuvo varias opciones para marcharse. El trabajo atrás estaba siendo excelente (sólo 7 tantos en la segunda mitad). Se manejaban bien las inferioridades numéricas y la ausencia de Quique Calero en el centro de la defensa tras sus tres exclusiones no se notaba en demasía con Emilio Mozos convertido en el auténtico capitán general de la defensa. Ese buen trabajo dio lugar a algunos contraataques que fueron desperdiciados por los de Imedio, por lo que el partido se vio abocado a un final no apto para cardiacos.

Los de Fernando Imedio entraron en el último minuto con posesión y uno arriba en el electrónico. Ya no se movería más. Y eso que el rival pudo recuperar hasta en dos ocasiones el balón para armar la contra. Pero ahí estaba el gran Arturo Morales en la primera de ellas. En la última acción del partido fue el crono el protagonista. La acción de Pepe Casas, sancionada por roja por encontrarse en el último minuto frenó en seco el contraataque en el centro de la pista y ya no hubo tiempo para más. Se acabó. Dos puntos de oro en una pista muy complicada y coliderato junto al Alarcos.

CATEDRA 70 20 (13+7): Mario Toribio, Rubén Andarias, Rodrigo Ripoll (1), Fernando Donado (3), Alejandro Rebolé (4), Francisco Martín (1), Ángel Ripoll, Alberto Toboso (7), Javier Muñoz (1), Isidro de la Santa (1), Carlos Gutiérrez, Álvaro Izquierdo (2), Isidro Vives, Francisco Martín.

CASERÍO PRADO MARIANISTAS 21 (11+10): José Jiménez (1), Pepe Casas (4), Alberto Ruiz (5), Emilio Mozos, Antonio Álvaro (1), Javi Ruiz, Eloy Sánchez (3), Alberto Caba (1), Quique Calero, Arturo Morales, Cele Santamaría (2), Juanfer Pastor (4), Javi García, César Fernández.

ÁRBITROS: Óscar Gutiérrez y Jorge Lorenzo. Excluyeron a Alejandro Rebolé y Álvaro Izquierdo por el Cátedra 70, y Enrique Calero (en 2 ocasiones) y César Fernández, y descalificaron a Quique Calero y Pepe Casas.

PARCIALES: 2-3, 5-5, 7-6, 9-6, 12-9, 13-11 (descanso), 15-13, 16-16, 17-17, 18-18, 20-20, 20-21 (final).

INCIDENCIAS: Partido disputado en el pabellón Cecilio Alonso de Malagón, unos 400 espectadores en las gradas y nutrida representación de aficionados amarillos llegados desde Ciudad Real.

Anuncios