Fernando Imedio: “Teníamos ganas de jugar en casa”

Después de más de un mes sin ver jugar al Caserío Prado Marianistas en casa, esta jornada liguera el conjunto de Fernando Imedio vuelve al Príncipe Felipe (domingo 12:00h). Enfrente estará el Balonmano Bolaños, equipo al que se le ganó 23-31 en la ida y que ahora viene de plantar cara al Deportia.es Manzanares en un duro partido.

El conjunto amarillo buscará los dos puntos ante un conjunto que, según nuestro entrenador Fernando Imedio, “está haciendo una gran campaña después de ascender de la Segunda Territorial y donde se puede observar una gran evolución en su juego desde los primeros partidos de pretemporada. Es un equipo muy joven que está adquiriendo mucha experiencia y creemos que, aunque no aspiren al título, va a ser un equipo realmente complicado para seguir sumando puntos”

Al equipo bolañego “le gusta mucho el ataque posicional y tiene una capacidad de penetración muy importante, con una circulación de balón desde su lateral izquierdo a su extremo derecho muy buena que le está dando muy buen resultado. Donde pueden flaquear un poco es en defensa, pero aún así defenderán fuerte y cuando recuperen balón saldrán rápido al contraataque”.

Para el partido se dispondrá con todos los jugadores, a excepción de Emilio Mozos que fue intervenido quirúrgicamente de su lesión de rodilla y cuya recuperación va perfectamente y, por otro lado, del pivote Antonio Carbonero, que se lesionó en la primera vuelta y que ya ha vuelto a los entrenamientos e igualarse al ritmo de sus compañeros, aunque según nuestro míster “hay dudas sobre su convocatoria porque le falta ritmo de competición”.

Vuelta al Príncipe Felipe

Desde el partido contra el Deportivo Retamar (26-22) el Caserío Prado Marianistas no jugaba en casa, cosa que el técnico amarillo echaba de menos, ya que “hace mucha falta la afición y estar en contacto con tu público nos hace mucha ilusión tanto a jugadores, cuerpo técnico y directiva”. El único pequeño inconveniente del partido contra el Bolaños es que será el domingo por la mañana, horario al que la gente no está acostumbrada, pero que aún así “sí teníamos ganas de volver a jugar en casa y sentir el calor de nuestro público”, según palabras de Fernando Imedio.

Caserio - Bolaños

Anuncios