Mitxel: “Es una oportunidad única, aquí nunca se ha jugado en Plata”

Hablamos con nuestro entrenador femenino, Mitxel Moreno de la Santa, tras conocerse la noticia de que el Caserío femenino tiene plaza en la División de Honor Plata. Las leonas se suman al ascenso del Caserío-Prado Marianistas y vienen a completar un proyecto que se presenta apasionante para la próxima temporada y que necesita del apoyo necesario de la afición.

Mitxel Moreno, entrenador

Pregunta: Mitxel, cuéntanos cómo ha recibido el equipo la noticia de su participación en Plata la próxima campaña.

El equipo entusiasmado, las chicas con ganas de celebrarlo. Se nos quedó un mal sabor de boca porque estuvimos a un paso de quedar primeros en la fase. Estamos agradecidos a que haya habido esta reestructuración aunque para poder estar ahí hemos tenido que ser campeonas y ganarnos ese puesto jugando. Ahora nos toca mucho más trabajo.

P: Eso sobre todo queréis que quede claro, que esto es algo que os habéis ganado en la Pista y que no se trata de ninguna invitación

R. El equipo, junto a otros equipos en España, se lo ha ganado por su evolución y resultados en la temporada. No es que se esté invitando a la gente como puede ocurrir si alguien renuncia, sino que los equipos que se han ganado el derecho, entre ellos nosotros, entren en esta nueva División de Honor Plata.

P. ¿Quizás al comienzo de temporada teníamos muchas dudas y era difícil pensar que esto se iba a conseguir?

R. Nosotros con humildad, paso a paso, no sabíamos hasta donde se podía llegar. Las chicas reaccionaron bien, hemos hecho un grupo majo, hay una buena filosofía, ganas de seguir haciendo cosas y ganas de seguir creciendo. Esto es una oportunidad única, aquí se ha jugado en Primera pero no en División de Honor B y ya solo nos quedaría una categoría por encima y ahora se ve desde otro punto de vista. Ya no vamos a jugar solo en Castilla La Mancha sino que ahora hablamos de otro tipo de nivel y de otro tipo de liga.

P. Tiempo material desde que se ha conocido la noticia no ha habido para trabajar pero… ¿Podemos adelantar ya algo en cuanto a la composición del equipo?

R. La base del equipo será la que tenemos, con los puntales como Ana Teresa, Feli o Lupe. También contaremos con juveniles, aunque de momento no hay ninguna que pase a senior. También hay que buscar alguna incorporación con el atractivo de jugar en Plata, a través de los clubes cercanos que son los que más nos pueden ofrecer y en los que mayor disposición puede haber de las chicas, tanto en Puertollano, Bolaños, Manzanares…

P. Lo que sí podremos confirmar son las bajas que tenemos seguras

Como bajas seguras está Esther, Alicia, Zulema y Raquel. Todas las demás en principio han dicho que siguen y yo cuento con ellas. Les he dicho que para jugar en esta División tienen que confirmarlo ya porque es más difícil en relación a desplazamiento y demás.

P. Para poder dirigir al equipo femenino en categoría nacional necesitas un título de entrenador superior… ¿Asumes el reto?

El club está contento y yo también. Voy a hacer el curso, el último título de entrenador que me falta de los tres que hay.

P. Decías que por encima solo está la División de Honor, está claro que ahora no hay que volverse loco pero no sé si por tu cabeza pasa en un determinado periodo de tiempo alcanzar esa categoría

R. Siempre hay que trabajar con un objetivo. El año pasado era hacer el equipo y luego luchar por la liga y se ha conseguido. Ahora el objetivo es formar una buena base y sí que en cuatro o cinco años  mi pensamiento es trabajando con lo que viene por debajo, con lo que vamos a trabajar con la nueva escuela deportiva, que podamos estar en División de Honor en cuatro o cinco años y poder estar ahí con las potencias nacionales.

P. ¿Qué mensaje le mandarías a los futuros socios para que sumen a este proyecto que ahora presenta a un equipo masculino en Primera Nacional y a uno femenino en D. Honor Plata?

Les diría que ahí lo tienen. Esto no lo teníamos antes y ahora sí. Es un año para disfrutar, tanto ellos como los jugadores como el club. Esto supone mucho trabajo para el club y más responsabilidad para los jugadores pero el que lo tiene al alcance de la mano para disfrutar es el socio. Se mantienen los precios, que está muy bien, y espero que siga creciendo la familia del Caserío. Esto sigue para adelante, igual que hay otros clubes trabajando, pero nosotros nos lo hemos ganado  y seguiremos para arriba.

Anuncios