Con la miel en los labios, otra vez

La suerte no está aliada este año con el Seguros Soliss Caserío. El equipo amarillo perdió este sábado ante el CASI La Cañada Almería en un partido loco que llegó a ir perdiendo de hasta siete goles en los segundos treinta minutos. Los de Imedio nunca dejaron de creer, remontaron y empataron el choque a falta de cinco minutos pero los puntos se acabaron escapando. El lanzamiento de Carlos Juan con el reloj a cero se quedó a un paso de entrar, fue tocado ligeramente por el portero antes de que la escuadra de la portería escupiera hacia el suelo el balón y este se quedará a escasos centímetros de la línea de gol (34-35).

El partido, que tuvo de todo, comenzó con dominio amarillo en el electrónico y en las sensaciones. Fuertes atrás y con ideas en ataque los de Imedio dispusieron de cuatro goles de renta antes de que llegará la pájara (9-4). Una pájara que se prolongó hasta que llegó el descanso y que terminó con un parcial y un resultado muy preocupante para los locales (14-18).

Tras el descanso, el equipo del Felipe continuó muy impreciso. Con ganas de reducir la desventaja en el menor tiempo posible, la precipitación echaba por tierra cada ataque mientras la defensa hacia aguas y era incapaz de frenar a los extremos del equipo almeriénse, que ayer demostraron tener una gran calidad. Con estos mimbres la diferencia se fue a siete (16-23 Min. 35). y el partido parecía escaparse definitivamente.

Pero ahí apareció el espíritu de este equipo, el espíritu Caserío. La grada, en la que con motivo de la celebración del día del niño había un ambiente extraordinario, comenzó a entonar el `sí, se puede´. Y vaya si se podía. Eloy Sánchez y Javi Ruiz dieron carpetazo a los errores ofensivos antes de que el cansancio físico y una defensa mucho más abierta sobre los hombres clave del rival comenzara a provocar los errores en el equipo almeriénse.

La diferencia era cada vez más pequeña, pero todavía había que seguir remando porque el tiempo jugaba en contra. Y ahí apareció el joven Carlos Juan para demostrar la calidad que atesora y firmar su mejor partido con la camiseta amarilla. Carlos cogió la dirección del equipo en ataque y no se arrugó para penetrar y lograr goles decisivos. Fue otro joven, José Jiménez, el que llevó la igualada cuando restaban cinco minutos (32-32 Min. 55). La grada decía que sí se podía y, efectivamente, se pudo. Los siete de desventaja aunque pareciera increible se habían remontado y quedaba tiempo para ganar.

Pero los puntos se acabaron escapando. El CASI La Cañada Almería no se puso nervioso, volvió a recurrir a sus extremos para anotar los últimos tantos y pese al empeño de Carlos Juan, que a punto estuvo de dejar un punto en el Felipe con su último lanzamiento con el reloj a cero, la derrota se acabó materializando. Nada para morir en la orilla, o con la miel en los labios, una vez más. El partido de los de Imedio no fue bueno, estuvo lleno de altibajos pero al final la suerte tampoco quiso vestirse de amarillo una jornada más. La tendencia tiene que cambiar algún día, mientras tanto solo queda seguir trabajando.

Seguros Soliss Caserío 34 (14+20): Arturo Morales, Javi García, Pepe Casas (6), Alberto Ruiz (4), Álvaro (3), Javier Ruiz (4), Eloy Sánchez (4), Alberto Caba, José Jiménez (1),  Antonio Carbonero (2), Cele Santamaría, Carlos Juan Carreras (6), Carlos Barroso e Iván Rodríguez.

CASI La Cañada Almería 35 (18+17): López, Iruela,  Collado (8), Romera (3), Carlos Rivera (9), Soler (4), Pinilla (6) y Alberto Rivera (5),  Lozano (1), Hagen, Ortiz, Rodríguez, Garrido y Castro.

ÁRBITRO:  Parra y Parra. Excluyeron dos minutos a  José Jiménez, Alberto Ruiz y  Alberto Caba por el Seguros Soliss Caserío y a Carlos Rivera, Soler, Hagen y Pinilla por el CASI La Cañada Almería.

PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 2-2, 5-4, 9-7, 11-9, 1315, 14-18, descanso, 16-23, 20-25, 24-27, 27-29, 30-31, 34-35 y final.

INCIDENCIAS: Décima jornada de la Primera Nacional en el pabellón Príncipe Felipe. Más de tres cuartos de entrada y gran afluencia de niños con motivo de la declaración del partido como `día del niño´.

Anuncios