Comunicado del club

Habiendo tenido conocimiento a través de los medios de comunicación de las declaraciones realizadas en la tarde del jueves por D. Juan Pablo Marciel, Presidente del BM. Alarcos, relativas al conocido caso de los derechos de formación del jugador juvenil Rodrigo García Casas, y en las que el Presidente de la entidad alarquista resalta por encima de todo que la entidad amarilla miente, el Club Balonmano Caserío quiere manifestar lo siguiente.

-Cuando Antonio Caba, en su comparecencia, manifestaba que el jugador sólo había disputado media temporada, lo hacía tomando en consideración todo el conjunto de la misma, incluyendo fase regular, fases finales y sectores estatales , aunque es cierto que el BM. Alarcos no jugó esas fases de la competición, sí lo hizo el Caserío-Prado Marianistas. Entendemos que el término media temporada pudo no ser el más acertado.

En cualquier caso lo que el club amarillo quería poner de relieve es que el jugador no completó la temporada deportiva con el BM. Alarcos, que decidió abandonar el club por iniciativa propia y comenzó a entrenar con nuestro equipo juvenil al que todavía le quedaba competición oficial por disputar.

-En relación al pago del jugador al BM. Alarcos, según nos confirmó el propio jugador y familia, junto a esos 220  € (140 € + 80 € de equipación) que el jueves el Presidente alarquista afirmó haber recibido de Rodrigo García, se realizó una vez comenzada la temporada un pago más de 50 € al que se le dio el carácter voluntario pero que el jugador accedió a abonar. En definitiva serían 270 €. Entiéndase que Antonio Caba al dar la cifra de 300 € estaba redondeando, no mintiendo.

En cualquier caso, la discusión no debe ser si el jugador pagó 30 € arriba o abajo, lo que el club amarillo quería dejar claro es que el grueso de los gastos derivados de su participación en la competición juvenil durante el tiempo que militó en el BM. Alarcos fue asumido por el propio jugador y su familia. Y siendo esto así, escapa de la lógica moral y del espíritu de la norma que ahora el club amarillo deba desembolsar 1.920 € que `compensan´ el esfuerzo económico realizado por el rival en el citado jugador.

-Queremos dejar claro también, que la mención por parte de D. Juan Pablo Marciel, en relación a la “institución colegial”, en referencia al Colegio Ntra. Sra del Prado Marianistas, está fuera de lugar, ya que no es parte dentro del tema que tratamos. Entre el Colegio y Caserío, existe una relación excelente, y así seguirá, y debemos respetar a terceros y apartarlos de toda polémica y no crear malentendidos. Más si se trata de la cuna del balonmano provincial del que todos alguna vez nos hemos nutrido.

-Y finalmente, aunque se diga lo contrario desde el otro lado y se pongan en palabra de D. Antonio Caba conversaciones que nunca se han producido, este club insiste en que nunca ha habido conversación entre ambas partes en la que se hablara de los derechos de formación de este jugador. Única y exclusivamente se le solicitó al Presidente la dirección postal del club sin que se hiciera referencia para que se hacía, enviándose en días posteriores una carta que contenía exactamente la demanda formulada a la FBMCLM.

El Club Balonmano Caserío quiere manifestar su deseo de zanjar este asunto hasta que no se produzca la resolución al recurso presentado a la FBMCLM, momento en el que se harán las consideraciones jurídicas oportunas que suscite la mencionada resolución.

Club Balonmano Caserío

Anuncios