Victoria y permanencia matemática

Día histórico para el Seguros Soliss Caserío femenino. Las de Mitxel Moreno de la Santa han conseguido este sábado la victoria ante el tercer clasificado liguero, el Tejina de Tenerife (22-21) y han sumado dos puntos más que, a falta de tres jornada para finalizar la competición, asegura la permanencia del equipo amarillo en la División de Honor Plata. Era la primera temporada de nuestro equipo en esta categoría y el objetivo al principio de la campaña no era otro que la permanencia. Objetivo logrado y un paso más en la historia del balonmano femenino de nuestra ciudad.

plantillachicas

Tras una primera mitad en la que las defensas se impusieron a los ataques, y que estuvo protagonizada por una tremenda igualdad entre ambos conjuntos (11-12 descanso), Tejina Tenerife fue capaz de adquirir una renta de tres tantos tras volver de vestuarios. Feli Sánchez había sido la jugadora que más veces había logrado encontrar portería en los primeros treinta minutos y una defensa rival mucho más efectiva sobre ella, junto al acierto de Claudia Saavedra y Rocio Guerrero, permitieron al equipo canario abrir brecha (16-19 Min. 43).

Fue el momento del `sí, se puede´ desde la grada y el momento de la reacción. Las amarillas lograron jugar a la perfección una superioridad numérica tras la exclusión de Xiomara Delgado. Feli Sánchez volvió a encontrar los espacios y el guión del encuentro cambió por completo (19-19 Min. 51).

A partir de ahí las leonas sacaron su mejor balonmano. Extraordinarias en defensa se conviertieron en todo un muro que Tejina no era capaz de superar. Y cuando se abría algún espacio para el lanzamiento rival ahí estaba Ana Teresa Giménez para poner el cerrojo a la portería. En ataque, mientras tanto, se encontró la conexión con la capitana  Guadalupe Sánchez y la diferencia a falta de dos minutos parecía definitiva (22-20 Min. 58).

Pero de definitiva nada. Un par de imprecisiones finales dieron alas al equipo canario que fue capaz de tener un último contraataque para empatar. La portera Ana Teresa salió a cortar el contraataque y los colegiados determinaron la expulsión de Ana y pitar siete metros para el rival. No iba a quedar tiempo para más, si Tejina convertía el siete metros el partido terminaría en empate, si no, los dos puntos se quedarían en el Felipe.

La joven portera Paola Fernández se vio obligada a defender la potería tras la roja a su compañera. Paola no se puso nerviosa y con una tranquilidad pasmosa sacó su pierna derecha para detener el siete metros y dejar la victoria en casa. El equipo, una piña encima de ella, no era para menos.

Anuncios