Despedida amarga

El Seguros Soliss Caserío cerró este sábado su participación en Primera Nacional con derrota ante el Pan Moguer (36:16). Los amarillos, que ya tenían ganada la permanencia, cosecharon su derrota más abultada de la temporada ante un rival que salió  a por todas en busca de sus escasas opciones que todavía tenía de jugar fase de ascenso. Los de Fernando Imedio acabaron acusando en demasía las ausencias de Pepe Casas, Alberto Ruiz y Alberto López, así como las dolencias que presentaban varios jugadores de la plantilla. Cierre amargo que no debe empañar que el objetivo de la permanencia se ha conseguido y que el Seguros Soliss Caserío estará, un año más, en Primera Nacional.

Anuncios