Torres, “ansioso” por ponerse a las órdenes de Imedio

Jaime Torres Varona es una de los diamantes de la cantera del balonmano capitalino pulido en el Colegio Prado Marianistas. El jugador, cuando todavía era juvenil fue, además, uno de los artífices de que el Caserío lograra el ascenso a Primer Nacional hace dos temporadas. Su labor, junto con la de su compañero Alex Abad aún es recordada.. La Primera era un premio que se había ganado saborear con derecho propio el pasado curso, pero una grave lesión de rodilla le apartó de las pistas en el mes de diciembre. Ahora continúa su proceso de recuperación y su nombre será una de las piezas a tener en cuenta en Primera Nacional cuando vuelva a ponerse la camiseta amarilla.

torres

Tras la rotura de ligamento cruzado sufrida en los campeonatos de selecciones territoriales en el mes de diciembre, el jugador fue intervenido quirúrgicamente en el mes de abril y superados dos meses con muletas empezó las sesiones de fisioterapia alternando con algunos periodos de reposo prescritos.

A partir de ahora, la rehabilitación se intensifica para el jugador, que seguirá con rigor el plan diseñado por su fisioterapeuta, y la vez compañero de la plantilla, Pepe Casas.

“En la última consulta el médico me confirmó que la inflamación de la rodilla había desaparecido, por lo que ahora me encuentro muy animado para seguir la rehabilitación”, explica el jugador.

Tras las sesiones de fisioterapia, será a finales del mes de octubre cuando vuelva a pasar por consulta médica y será entonces el momento en el que, con mayor exactitud, se podrá determinar el momento de regresar a las pistas. El jugador, por el momento, no quiere lanzar ninguna fecha porque “todavía es pronto” y prefiere esperar a su próxima revisión, pero sí tiene claro que “sabiendo que hay que respetar los plazos, estoy ansioso por ponerme a las órdenes de Fernando Imedio y volver a compartir pista con mis compañeros”. Un Fernando Imedio que le espera para el mes de diciembre.

Aunque Torres no es ningún fichaje nuevo, lo cierto es que su recuperación y vuelta a las pistas ilusiona y está en la mente de todos los aficionados, más incluso que cualquier nueva incorporación. Sobre estas ganas de la afición por verle de nuevo vestido de corto, Jaime apunta que está “acostumbrado a la responsabilidad” y que por su parte hará “todo lo que pueda para responder a las expectativas”.

Finalmente, respecto a los objetivos de la plantilla amarilla en esta nueva campaña, Torres considera que “aunque es una liga más competitiva y con un mayor número de equipos, el objetivo debe ser siempre mejorar lo del año pasado, y si es posible jugar la fase de ascenso”.

Anuncios