Femenino y masculino, cara y cruz

El pasado fin de semana volvió a traer consigo un sabor agridulce. El sabor de la victoria del Seguros Soliss Caserío femenino en el Príncipe Felipe ante Tierra de Barros (31:16) para mantener su imbatibilidad, y el sabor de la derrota del Seguros Soliss Caserío masculino en su difícil visista a la pista del Luna-Tenerife (27:23).

Las leonas de Mitxel Moreno de la Santa volvieron a deleitar una tarde más esta temporada con buen balonmano a los aficionados amarillos congregados en el Príncipe Felipe. Las amarillas dominaron de principio a fin a Tierra de Barros y controlaron todas las facetas del juego.

Rocio Vigara, con siete tantos, se convirtió en la máxima anotadora de un choque que dejó el regreso de María Hervás tras su lesión y el debut en la categoría de la juvenil Clara María Galindo.

Por su parte, los de Fernando Imedio no pudieron dar la sorpresa en Canarias y cayeron derrotados ante uno de los máximos favoritos para el campeonato liguero y el ascenso en el Grupo F de Primera Nacional. Los amarillos lograron mantenerse a una distancia no superior a los tres goles durante gran parte del choque, pero a falta de diez minutos para el final el Luna Tenerife dio el arreón defintivo y echó por tierra el sueño de lograr algo positivo.

Tras esta derrota, los de Imedio siguen sin estrenarse esta temporada tras tres partidos. El próximo sábado en el duelo regional ante BM. Manzanares llegará una nueva oportunidad (19h. Príncipe Felipe).

ENLACE ACTA FEMENINO | ENLACE ACTA MASCULINO

 

Anuncios