Dos derrotas en una tarde gris en el Felipe

La gran fiesta del balonmano del sábado en el Príncipe Felipe no pudo ser completa. Los equipos del Seguros Soliss Caserío, masculino y femenino, cayeron ante Vícar Goya y Cátedra 70 de Malagón. Los jugadores no pudieron ofrecer el triunfo a un público que llenó en su práctica totalidad el pabellón.

El Seguros Soliss Caserío femenino no pudo superar el potencial almeriense. El Vícar Goya llegó líder al Felipe y demostró sus argumentos desde el pitido inicial. Las de Mitxel no fueron capaces de frenar a su rival y aunque a pesar de la desventaja en el electrónico siempre confiaron en la posibilidad de remontar, los arreones solo llegaron a reducir la desventaja en diversos momentos del choque hasta los cuatro tantos. La derrota final (18:26) deja a las de Mitxel en la quinta posición pero muy cerca del pelotón de cabeza. La próxima semana, otro duro hueso en casa, Lanzarote.

Por su parte, el conjunto masculino volvió a quedarse a un pequeño paso de puntuar. Ante la revelación Cátedra 70, llevó el mando en la mayor parte del partido gracias a los grandes momentos defensivos y, sobre todo, a la extraordinaria labor de Arturo Morales bajo palos. Pero como viene ocurriendo en todos los partidos, el ataque volvió a condenar a los amarillos.

Las imprecisiones, errores y la precipitación en muchos momentos impidieron a los de Imedio romper el partido cuando estaban por encima. A cinco minutos del final la renta era de un tanto, pero ya no se volvió a ver puerta y el Cátedra 70, que supo esperar que llegar su momento, acertó en los ataques decisivos y se llevó el triunfo por la mínima (23:24). Cuarta derrota por la mínima en lo que va de temporada y la necesidad de puntuar cada vez más acuciante. El próximo fin de semana, como visitantes ante Gran Canaria Ingenio, solo vale sumar.

Anuncios