Un punto para seguir remando

El Seguros Soliss Caserío masculino no pudo lograr el objetivo de la victoria en la nueva final que tenía el pasado fin de semana en el Príncipe Felipe ante Lanzarote. Los de Jordi cuajaron un buen partido en muchas fases del mismo, pero un bajón durante la segunda mitad propició que un potentísimo Lanzarote se escapara en el electrónico. La reacción final permitio arañar un punto y dejar la salvación a cuatro. Clave, el próximo partido como visitantes ante Cajasur Córdoba, equipo que marca la permanencia. 

El guión del partido siguió los cauces de la igualdad durante los primeros 45 minutos. Hasta ese momento, ninguno de los dos equipos había sido capaz de conseguir rentas superiores al gol y dentro del protagonismo defensivo era el recién llegado Ridu el que destacaba por el cuadro local y Espino en el visitante.

Cuando se aproximaba el final del partido, varios errores ofensivos consecutivos con lanzamientos de Alberto Caba o Eloy Sánchez no fueron perdonados por Lanzarote y la desventaja se fue a los cuatro tantos (19:23 min. 52). Era muy difícil creer en sacar algo positivo, pero todavía hubo tiempo.

La defensa apretó los dientes y Arturo Morales echó el cerrojo a su portería. Parcial de 4:0 y último minuto del partido en el que todavía se robó una bola más y se tuvo un ataque para ganar. El último ataque no llegó a buen puerto y Lanzarote todavía dispuso de 20 segundos para lograr los dos puntos, pero su ataque, por fortuna, fue frenado por una última defensa en la que se echó el resto.

Un punto en un partido que se había tenido prácticamente perdido y que debe ser el punto de inflexión para dar un golpe encima de la mesa el próximo fin de semana en Córdoba. ¡Sí, se puede!

Anuncios